El origen de la Navidad reside en Las Saturnales, por lo que no es para nada de origen cristiano sino que eran unas fiestas paganas que celebraban los romanos en honor a Saturno, el Dios de la agricultura y la cosecha, y que originalmente transcurrían entre el 17 y 23 de diciembre, coincidiendo con el solsticio de invierno.

                                              origen-pagano-de-la-navidad-saturnalia-600x441_opt

     Por ello, los antecedentes de la Navidad habría que situarlos en los años 320-353, durante el mandato del papa Julio I, que fijó la solemnidad de Navidad el 25 de diciembre, a pesar de la creencia de que Jesucristo nació durante la primavera, quizá con la intención de convertir a los paganos romanos en cristianos. Posteriormente el año 440, el Papa León Magno estableció esta fecha para la conmemoración de la Natividad casi un siglo más tarde, en 529 el emperador Justiniano la declara oficialmente festividad del Imperio.

                justiano-y-julio-I-WALL-B

     La primera representación del Belén, que escenificaba el nacimiento de Cristo, la realizó San Francisco de Asís en la Nochebuena de 1223, en una cueva próxima a la ermita de Greccio, en Italia.

¿Y el árbol de Navidad?

     La tradición del árbol de Navidad procede del Norte de Europa.

     El cristianismo adoptó y transformó las costumbres paganas ante la imposibilidad de erradicarlas, entre ellas las relacionadas con el culto a los árboles sagrados.

     Cuenta la leyenda que en el siglo VIII había un roble consagrado a Thor en la región de Hesse, en el centro de Alemania. Cada año, durante el solsticio de invierno, se le ofrecía un sacrificio. El misionero Bonifacio taló el árbol ante la mirada atónita de los lugareños y, tras leer el Evangelio, les ofreció un abeto, un árbol de paz que “representa la vida eterna porque sus hojas siempre están verdes” y porque su copa “señala al cielo”.

                                                     los-arboles-de-navidad-significado-600x565_opt

¡FELIZ NAVIDAD!

Fuentes: www.National Geographic.com / www.sobrehistoria.com